¿Aún no te decides? Elige alquiler para vivir

En la mayoría de los casos existe una lucha por decidir si tener una vivienda en propiedad o de alquiler. Hay personas que lo tienen muy claro, sin embargo muchas dudan ante esta decisión tan importante en la vida.

Alquilar un piso

Lo que es cierto es que, hoy en día, quizás por la crisis y en consecuencia por la intranquilidad sobre los puestos de trabajo, la gente se determina más por el alquiler, y es que la crisis está siendo una oportunidad para pararnos a reflexionar. ¿Qué es mejor, comprar o alquilar una casa? Hasta hace poco tiempo, las personas tendían más a comprar ya que se pensaba que el alquiler era sinónimo de “tirar el dinero”, pero con la situación económica que estamos viviendo todo ha cambiado.

Alquilar un piso es hoy más que nunca la mejor opción. Muchas de las viviendas que estaban a la venta, han pasado a estar en alquiler, y además, los precios han bajado.

El alquiler es una buena alternativa, por ejemplo, para aquellos que necesiten o deseen una mayor libertad de movilidad. El ejemplo más claro son los jóvenes que prefieren la flexibilidad que les ofrece el alquiler para moverse en busca de mejores condiciones de empleo o estudios.

Un piso de alquiler cuenta con muchas ventajas entre las que destacan las siguientes:

  1. Rentabilidad

    Cuando hablamos de estancias en una vivienda a corto o medio plazo, esto es, entre 0 y 10 años, el alquiler es más rentable.

  2. Disponibilidad de dinero

    Es cierto que desde un punto de vista del control de la economía doméstica, vivir en una vivienda de alquiler te permite llevar ese más acertadamente ya que la variación de la renta es más previsible y regular, mientras que la de una hipoteca no.

    Además, si decides alquilar no tienes por qué tener ahorrado, como mínimo, un 30% del importe de compra.

    Y por otro lado, los impuestos locales así como la cuota de comunidad y seguro, son gastos que suelen correr por cuenta del propietario, por lo que el inquilino evita de pagar.

  3. Flexibilidad y menos riesgo

    Como mencionábamos antes, la ventaja en la que más se fija la gente respecto al alquiler, es que el inquilino puede abandonar la vivienda con mayor facilidad si ésta no cumple sus expectativas, le han trasladado de trabajo o si por ejemplo necesita reducir sus gastos mensuales.

    Es cierto que, en algunos casos, la resolución de un contrato de alquiler puede ser complicada si no se ha cumplido una anualidad completa, pero siempre será más sencillo que tener que vender la vivienda ante cualquier improvisto de última hora.

  4. Precio final

    Es más fácil negociar con el casero una rebaja en el alquiler, que negociar con el propio banco una rebaja de la hipoteca.

     

    El concepto de que las personas que alquilan parecen de menor categoría que las que compran es falso. Y es que, como nadie puede predecir el futuro, hay más probabilidades de que los que han alquilado una casa hayan tomado la mejor decisión sin arrepentirse de ésta.

 

abril 2018
L M X J V S D
« Jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30